Las Conspiraciones De Valladolid Y Queretaro

Las Conspiraciones De Valladolid Y Queretaro

Se llama Conspiración de Querétaro a un movimiento clandestino nacido en la ciudad de Santiago de Querétaro en 1808. Se toma generalmente como el antecedente inmediato de la Guerra de Independencia de México, dado que fue este grupo el que comenzó la lucha armada por la emancipación de la Nueva España con respecto a la Corona española.

La figura central y el principal instigador de la independencia de México fue Miguel Hidalgo y Costilla, el cura del pequeño pueblo de Dolores. En cuanto se ordenó como sacerdote, Hidalgo empezó a promover el levantamiento popular de indios y mestizos en contra de los españoles ricos, los hacendados, y los aristócratas. Pronto comprendió la necesidad de diversificar las actividades industriales en Guanajuato, cuya economía tradicionalmente estaba centrada en la minería. Al mismo tiempo, durante sus siete años en Dolores, Hidalgo promovió grupos de discusión en su casa, dónde les daba la bienvenida a indígenas, mestizos, criollos y peninsulares. Los temas de estas discusiones eran eventos contemporáneos, al los cuales Hidalgo incluía sus opiniones sociales y económicas. El movimiento de independencia nació entre estas discusiones informales y fue dirigido en contra de la dominación política y económica española sobre la Nueva España.

El grupo conspirador tenía pretendido alzarse en armas el 8 de diciembre de 1810, pero fueron descubiertos en septiembre de ese año. Además, pretendían convocar a una junta compuesta por “regidores, abogados, eclesiásticos, y demás clases, con algunos españoles rancios”. Es decir, se trataba de un movimiento representativo de la clase media formada en la Nueva España sobre todo a partir de las reformas borbónicas implementadas por los reyes de Borbón en los dominios hispanos.

Los conspiradores se reunían en la Academia Literaria de Querétaro, a cargo del presbítero José María Sánchez. Entre los miembros de este grupo se encuentran:

Miguel Hidalgo y Costilla, ex rector del Colegio de San Nicolás de Valladolid, y cura de Dolores en 1810.

Juan Aldama, pequeño industrial y oficial del ejército novohispano.

Ignacio Allende, también oficial del ejército novohispano.

Miguel Domínguez, corregidor de la ciudad de Querétaro.

Josefa Ortiz de Domínguez, esposa del corregidor de Querétaro, conocida como La Corregidora.

Ignacio Aldama, militar del ejército novohispano, y hermano de Juan Aldama.

Autor: http://es.wikipedia.org/wiki/Conspiraci%C3%B3n_de_Quer%C3%A9taro

Conspiración de Valladolid

Las ideas de independencia formuladas públicamente por el ayuntamiento de México, las compartían muchos oficiales y algunos eclesiásticos cultos nacidos en la Neuva España. Estas dos clases sociales encabezaron la lucha por la independencia y la organización de un gobierno nacional, en la primera mitad del siglo XIX.

Estas ideas inspiraron a los conjurados de Valladolid, hoy Morelia, en 1809. Estos se hallaban encabezados por los tenientes José María de Michelena y José María García Obeso. Dichos jóvenes oficiales se movían libremente con el pretexto de reclutar gente para sus respectivos cuerpos.

Asistían a alas juntas Fr. Vicente de Santa María, Franciscano; Manuel Ruíz de Chávez, Cura de Huango y varios civiles y militares. Contaban los conjurados con el apoyo de la mayor parte de los soldados de algunos regimientos, tanto Valladolid como de México. Su plan era reformar una junta que gobernase en nombre de Fernando VII y despojar a los españoles de sus bienes.

La conjuración fue descubierta pocos días antes de estallar, por denuncia de algunos de los asistentes ala juntas.

El bondadoso Arzobispo – Virrey se contento con trasladar a los principales jefes a otras plazas, bajo las órdenes de algún jefe español que los vigilase. Así se propagaron a un mas las ideas de independencia.


Mis sitios nuevos:
Radio MiTecnologico Emprendedores
Politica de Privacidad