Textos Dramaticos



En tanto género literario, el drama se dividió desde sus inicios en la Grecia Antigua (donde se considera que el teatro tiene su nacimiento occidental) en Tragedia y Comedia.

Posteriormente, el drama se divide en géneros realistas y géneros simbólicos; entre los primeros quedaron inscritos la tragedia y la comedia ya existentes y, entre los segundos, el melodrama, la farsa y la tragicomedia, reconocidos como tales desde el Renacimiento.

Obras de dramaturgos como Pedro Calderón de la Barca, dentro del Siglo de Oro Español, y Antón Chéjov, a principios del siglo XIX y principios del XX en Rusia, abrió la discusión de dos nuevos géneros dramáticos: el auto sacramental y la pieza, que pasaron a formar parte, el primero, de los géneros simbólicos y, el segundo, de los realistas.

El siglo XX y uno de sus escritores más emblemáticos, el alemán Bertolt Brecht, aportarían un nuevo género dramático en lo que dio en llamarse la obra didáctica; que, si bien tuvo sus primeras expresiones en los autos sacramentales de los autores del Siglo de Oro Español, con Brecht encontró temas no sólo religiosos, sin perder el ingrediente moral (moraleja) que le caracteriza.

El género realistico de forma general es el género literario que se caracteriza porque el lenguaje quiere presentar hechos de forma real y utilizando un diálogo y para eso su lenguaje utiliza una función apelativa. Este género posee diversos elementos internos con el acto, escena y cuadro, que son:

Acto: La subdivisión más importante de la obra dramática, marcado por el cierre o caída del telón. Escena: División interna de acto, en donde actúan los mismos personajes. Se cambia por la entrada o salida de un personaje. Cuadro: Es la ambientación física de la escenografía (lo que se quiere mostrar). La función del texto dramático es llevar este texto a la puesta en escena o la representación, lo que marca la diferencia entre obra dramática y obra teatral.

Luego se puede marcar los dos subgéneros más importantes:

-Comedia: su función es producir la reflexión en el espectador sobre un vicio humano, aspectos ridiculos y graciosos de la vida, por medio del elemento cómico.

-Tragedia: su función es producir la purificación de alma y espíritu al ver un hecho sumamente desgraciado, porque eso causa una empatía con el protagonista y este espectador al ver el hecho desgraciado también recuerda sus penas y dolores y libera eso con el llanto y la utilización del elemento trágico.

autor: http://es.wikipedia.org/wiki/Cuento_dram%C3%A1tico







Politica de Privacidad